PNL (Programación neurolingüística)

Buena parte de la PNL se dedica a aprender cómo pensar y comunicarnos de manera más eficiente con nosotros mismos y con los demás. Podemos pensar que las palabras sólo describen significados, pero lo que hacen en realidad es crear nuestra realidad. Por ejemplo, si os digo que imaginéis que exprimís medio limón y os bebáis su zumo, os habrá creado una reacción corporal y natural de salivación.

Los pilares de la PNL son cuatro: compenetración, conciencia sensorial, pensar en resultados, comportamiento o conducta flexible. Vamos a por un ejemplo: te has comprado una táblet y después de estar horas configurándola y personalizándola, deja de funcionar y eso hace que te sientas enfadado/a. La mejor manera de actuar es: 1- compenetrarte con el encargado del servicio al cliente antes de expressar la queja 2- prestar atención a lo que dice el proveedor y controlar tus emociones para responder de la mejor manera 3- pensar en los resultados que quieres obtener y la mejor manera para obtenerlos 4- ser flexible en tu comportamiento y ser flexible si no logras exactamente lo que quieres.

El concepto de mapa y territorio: las representaciones internas (nuestro mapa) que hacemos de un acontencimiento externo (el territorio) no coincide de manera exacta con el acontecimiento en sí, y aunque dos personas se enfrenrten a un mismo suceso, quizá lo afronten e interpreten de manera distinta. Entonces, la PNL no cambia el mundo, nos ayuda a cambiar la manera como observamos y percibimos nuestro mundo.

Consejos para sacar provecho a la PNL. 1- La actitud: la PNL es una actitud frente a la vida y una tecnología que nos otorga las herramientas y la capacidad de cambiar, pero sin actitud no será posible, el cambio depende de ti. 2-La curiosidad y la confusión: aceptar que no conoces todas la respuestas y estar dispuesto a sentirte confundido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *